Categories
Liderazgo

5 tips para mejorar tu liderazgo a distancia

¿Estás dando las herramientas necesarias a tu equipo para adaptarse a cualquier situación? El tema de la pandemia del COVID-19 es el nuevo ice breaker en las reuniones y todos tenemos algo que opinar acerca de cómo nos ha afectado. Ahora más que nunca es indispensable que el mayor activo de tu empresa, tus colaboradores, tengan las herramientas necesarias y se sientan apoyados para enfrentarse a la incertidumbre. En lo que realmente debemos enfocarnos ahora que cada país está levantando restricciones y las empresas adaptándose a los cambios constantes es preguntarnos si realmente nosotros como líderes estamos adaptándonos también.

Te invito a que veas la situación como una oportunidad para atreverte a tomar acciones y cambios que impacten positivamente a tu organización. Es por esto que quiero compartirte cinco tips de cómo mejorar tu liderazgo a distancia.

A continuación haré referencia a los resultados de un estudio realizado por Wei Zheng a 187 ejecutivos en Nueva York y Nueva Jersey acerca de los efectos de la crisis del COVID-19 en sus lugares de trabajo. Los resultados del estudio muestran que ciertos comportamientos de liderazgo proveen a los colaboradores estabilidad, empoderamiento e inclusión a pesar de la crisis.

  1. Muéstrales aprecio

El 44% de los participantes del estudio mencionaron que el simple hecho de que sus supervisores les reconozcan o agradezcan por el trabajo, dedicación, esfuerzo y contribuciones les provee un sentido de orgullo y validación en tiempos de incertidumbre.

Todas las empresas han tenido que adaptar su forma de operar, algunas se han vuelto completamente remotas y otras combinan trabajo en oficina y remoto. Unas industrias se han visto más afectadas que otras y sin duda alguna la situación sin precedentes que estamos viviendo genera miedo e incertidumbre.

Mostrar el aprecio hacia las personas en tu equipo puede representarse en distintas formas, desde un agradecimiento o mención frente a los demás miembros del equipo hasta un correo electrónico reconociendo los logros más pequeños.

Puedes hacerte las siguientes preguntas: ¿Qué es importante para la otra persona? ¿Qué proyectos tiene actualmente en su plato? ¿Qué puedo agradecerle en este momento?

  1. Dedica tiempo individualizado

El 21% de los participantes mencionaron que cuando sus líderes muestran empatía o comprensión hacia las necesidades individuales de cada uno, ya sea preferencias o limitaciones de adaptar el trabajo a su situación, les da el apoyo necesario para que puedan cumplir con sus objetivos.

Todos tenemos situaciones diferentes en cuanto a la familia, factores socioeconómicos, responsabilidades en casa y facilidades para adaptarse al trabajo remoto, tomando en cuenta la tecnología y hábitos que deben desarrollarse. Adaptarse a los procesos nuevos no es fácil y los consumidores demandan nuevas necesidades a las que las empresas deben adaptarse. Los miembros de tu equipo deben sentir el soporte necesario para que su rendimiento no se vea afectado y puedan seguir cumpliendo con las metas de la empresa.

Como líder puedes establecer una reunión de uno a uno con cada persona para escuchar sus necesidades, preocupaciones o dudas. Te recomiendo fijar un día semanal con un espacio de 45 minutos. Este espacio les permite comunicarte temas que pueden o no estar directamente relacionados al trabajo y podrás comprender mejor su situación con el contexto necesario. Dedica una parte de la reunión a la pregunta del día y obtendrás respuestas enriquecedoras.  Recuerda que con el trabajo remoto y menos contacto físico, es fácil perder el camino hacia los objetivos. 

Otra forma de dedicar atención a cada uno es recordar fechas importantes como aniversario de trabajo, cumpleaños de sus familiares o cualquier evento que para la otra persona tenga valor. 

Puedes hacerte las siguientes preguntas: ¿Qué le preocupa a la otra persona? ¿Qué limitaciones tiene? ¿Cómo puedo facilitar su trabajo?

  1. Involúcralos en la toma de decisiones

De las respuestas obtenidas se encontró un patrón; el 15% agradece cuando su líder escucha la opinión y es tomada en cuenta a la hora de tomar decisiones. La experiencia de estas personas mejoró cuando sus líderes los invitaron a sesiones específicas para escuchar opiniones acerca de una decisión importante en la empresa. Esto le da al colaborador confianza y los empodera a pensar estratégicamente con la empresa.

Puedes dedicar unos minutos de las reuniones de equipo para anunciar que habrá un cambio importante en la empresa y que necesitas de las opiniones valiosas de todos para llevar a cabo ese proyecto. Si combinas esas grandes ideas puedes llegar a resultados excelentes ya que todos tenemos destrezas y puntos de vista distintos.

Puedes hacerte las siguientes preguntas: ¿Qué otras opciones tengo para tomar esta decisión? ¿Cuales son las ventajas y desventajas de las opciones? ¿Cómo puedo obtener retroalimentación de todos en el equipo?

  1. Asigna nuevas responsabilidades

El 13% de los participantes se sienten empoderados cuando se les asignan nuevas responsabilidades a pesar de las dificultades de la pandemia. Por contraproducente que parezca dadas las limitaciones e interrupciones en la vida de las personas, si asignas proyectos o tareas diferentes a los miembros de tu equipo, les demuestras lo importante que son para la empresa y que tienen las herramientas necesarias para hacerlo.

Asignar nuevas responsabilidades no significa aumentar la carga laboral. Por ejemplo asignarle la tarea a una persona de supervisar un proyecto, mejorar o automatizar un proceso o apoyar a otro miembro del equipo los reta de una forma distinta y permite compartir más tiempo con personas de otros departamentos.

Puedes hacerte las siguientes preguntas: ¿En qué le gustaría mejorar a la otra persona? ¿Cómo puedo apoyar a que mejore sus habilidades? ¿Qué persona del equipo necesita apoyo?

  1. Designa tiempo y espacio para actividades sociales

El 10% de los participantes aprecian cuando sus líderes proveen espacios informales para convivir y conectar con las demás personas en la empresa. Esto depende de cada empresa y sus nuevas formas de trabajo remoto o físico. Lo que sí es cierto es que con el distanciamiento y más trabajo virtual, se pierde el espacio valioso para hablar de temas fuera del trabajo y convivir con las demás personas.

Aparte de adaptarse al cambio de no convivir con las personas que antes compartían oficina contigo, cuando hay miembros nuevos al equipo es importante asegurarse de dar la bienvenida que se merecen y que logren conocer a las demás personas en la empresa.

Excelentes iniciativas para proveer esto son: cafés virtuales, juegos por Zoom o la plataforma que utilices, after office virtual, dinámicas de Getting To Know You, trivias, conferencias de crecimiento personal o cualquier otra actividad que permita a las personas conocerse entre sí y no únicamente de temas relacionados al trabajo.

Puedes hacerte las siguientes preguntas: ¿Cómo puedo hacer que mi equipo libere el estrés? ¿Qué dinámica divertida puede interesarle a todos? ¿Tengo reuniones o espacios informales para convivir con todos los miembros del equipo?

Como mencioné anteriormente, la situación actual debe fortalecernos y retarnos constantemente a cómo crear una cultura empresarial sólida. No podemos quedarnos de brazos cruzados y esperar que las cosas regresen a ser como antes. Aún trabajando a distancia, puedes ser un gran líder.

Mario Palmieri 

[Ir a perfil de LinkedIn]

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Categories
Tuesday Tips

¡Tenemos un nuevo segmento!



Suscríbete al newsletter Cultura Digital, te haremos llegar cada dos semanas, 3 de nuestras fuentes favoritas sobre Transformación Digital, Cultura y Comunicación Interna.

Categories
Tuesday Tips

Apps de Empleados



Suscríbete al newsletter Cultura Digital, te haremos llegar cada dos semanas, 3 de nuestras fuentes favoritas sobre Transformación Digital, Cultura y Comunicación Interna.

Categories
Gestión de Personal

Los 6 Mitos Sobre la Inducción

¡Bienvenido a nuestra sesión de Cazadores de Mitos, dedicada a la inducción de nuevo personal! Queremos mostrarte que el desarrollo de un proceso de inducción efectivo es fundamental, y no solo “bueno tener”, sino “necesario de tener”.

En esta sesión, veremos los mitos desde dos perspectivas: “no es tan…como crees” y “es más… de lo que crees”. ¡Probando en tres, dos, uno!


No es tan…

No es tan difícil como crees

El proceso puede parecer tedioso si comienzas de cero, pero te aseguramos que no es tan difícil como crees. El objetivo es crear un plan, establecer una estructura y seguirlos. Una vez desarrollas una buena base, el proceso se puede duplicar para los futuros colaboradores. 

Piensa en todo el proceso como pasos hacia un lugar de trabajo más fuerte y productivo. Estos pasos se pueden transformar en procesos automatizados. Por ejemplo, puedes automatizar un proceso en el que cada nuevo colaborador recibe un correo electrónico 6 días antes de comenzar a trabajar, y un mensaje de texto antes de su primer día. Automatiza los pasos que no cambian y personaliza el contenido siempre que sea posible. 

¿Suena difícil? Te respaldamos. Lee nuestro artículo que muestra paso a paso cómo crear tu propio flujo de inducción de personal.


No es tan insignificante como crees

La inducción tiene un fuerte impacto en tu organización, tanto en la cultura empresarial como en el ámbito financiero. Es el indicador directo de si tu negocio se hundirá o no, ya que influye en la productividad, en el compromiso y en la retención. 

Un estudio reciente reveló que una de las principales preocupaciones de los directores ejecutivos son las tasas de retención. Pues, buenas noticias: un proceso de inducción bien hecho es la solución. Con la automatización del proceso de inducción, como se mencionó anteriormente, puedes estar seguro de que tus tasas de retención pueden aumentar hasta en un 50%. ¿Ahora ves lo importante que es un flujo de inducción? Nosotros si.


No es tan costoso como crees

En realidad, ocurre lo contrario cuando no cuentas con un proceso establecido. Cuando tienes una estructura deficiente, corres el riesgo de desperdiciar grandes cantidades de dinero en inducciones inefectivas. 

Los colaboradores buscan comprometerse desde el momento en que comienzan un nuevo trabajo y el proceso de inducción hace precisamente esto. Capta la atención de tus nuevos colaboradores y logra incorporarlos en la cultura de tu empresa para no correr el riesgo de perder buenos colaboradores. Eso también cuesta mucho dinero.


Es más…

Es más impactante en la cultura organizacional de lo que crees

Tanto el proceso de inducción como la construcción de la cultura empresarial son mucho más que “cosas agradables de tener”. A lo largo del flujo de inducción, los gerentes de Recursos Humanos presentan a los nuevos colaboradores los valores, la misión y las normas de la empresa que describen la cultura de la misma. En este momento, el nuevo colaborador conoce las expectativas, comienza a adoptar las normas de la empresa y comienza a vivir la cultura.

La parte más importante de esta introducción a la cultura se encuentra en los días previos a su primer día. Este es un momento perfecto para que la gerencia comparta videos o contenido para presentarle al nuevo colaborador quiénes son sus compañeros de trabajo. La primera impresión significa mucho, el primer día de trabajo es crucial para que el colaborador vea si lo que le prometieron coincide con la cultura que está conociendo. 

Facilita su integración al equipo mostrándole la oficina el primer día. Lee más sobre el sistema de “compañeros de primer día” que recomendamos aquí. En general, el proceso de inducción construye y refuerza la cultura organizacional, lo cual la hace muy importante para desarrollar una relación duradera con los nuevos colaboradores.


Es más que solo un contrato de trabajo 

El proceso ha comenzado mucho antes del contrato de trabajo y termina mucho después. En este proceso, puedes perder el interés y el compromiso de tu colaborador o ganarlo y aprovecharlo. Te sugerimos que elijas la segunda opción. 

Los colaboradores que experimentan un proceso de inducción estructurado tienen un 69% más de probabilidades de permanecer en la empresa durante 3 años (pon mucha atención: “proceso”). El período de tiempo recomendado es de no menos de 3 meses y hasta un año completo. Invierte el tiempo necesario en tus empleados y ten la seguridad de que valdrá la pena.


Es más personalizable de lo que piensas 

La personalización es la nueva tendencia y la apoyamos. Cada empresa tiene su propio conjunto de valores, misiones y lo que representan, y su proceso de inducción lo debe reflejar. Algo que funciona para una empresa muy grande probablemente no funcionará de la misma forma para una pequeña. 

Pregúntate esto: ¿cómo trabajan tus colaboradores? El primer análisis simple que se debe hacer es observar la forma en que los colaboradores interactúan en el trabajo (ya sean de primera línea o de oficinas) y lo que les importa. Incorpora esos aprendizajes en tu proceso de inducción. La misma recomendación de automatización es válida para la mayoría de las empresas, pero te sugerimos que muestres tu esencia y valores a tu manera. ¿Necesitas ayuda para hacerlo? Escribimos un blog completo, con una lista para ayudarte a desarrollar tu propio flujo personalizado. ¡Léelo aquí!


Actimo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Categories
Tuesday Tips

Como llevar a cabo una excelente inducción



Suscríbete al newsletter Cultura Digital, te haremos llegar cada dos semanas, 3 de nuestras fuentes favoritas sobre Transformación Digital, Cultura y Comunicación Interna.